VIAJAR

5 Razones para hacer un intercambio a Irlanda

La de idea de participar en un programa de intercambio puede no resultar clara cuando no se ha determinado el país al cual se va a ir, y una vez hecho esto es común preguntarse ¿Cómo seré tratado en ese país? ¿Podré adaptarme fácilmente? Dichas interrogantes son normales. Una manera de calmar cualquier ansiedad con respecto a este tema es considerar y dar prioridad a aquellos lugares que cuentan con amplia experiencia en programas de intercambio; tal es el caso de Irlanda, país que ha inspirado miles de leyendas, mitos, novelas, canciones, etc. Irlanda siempre ha dado de qué hablar; de hecho, mientras se escriben estas líneas, es uno de los sitios turísticos más apreciados. A continuación te diremos cinco razones por las cuáles hacer un intercambio a Irlanda:

Hapenny Bridge en Dublín.

1. El idioma oficial es el inglés

En Irlanda puedes adquirir un nivel muy avanzado del inglés. Aunque el primer idioma oficial de este país sea el irlandés-gaélico, éste es hablado por una minoría; en cambio, la mayor parte de los irlandeses habla inglés, el cual está reconocido en la constitución irlandesa como el idioma oficial secundario. Esto es importante a considerar, ya que si tienes el objetivo de aprender inglés durante un programa de  intercambio, puedes hacerlo en este Irlanda. Ahí recibirás una educación de calidad, impartida por personas que nacieron y se criaron mediante el uso del inglés. Además, la dinámica de un programa de intercambio involucra la exposición constante al idioma del país de acogida, que es el inglés en el caso de Irlanda, por lo que podrás practicarlo y mejorarlo intensamente mientras dure dicho programa de intercambio.

2. La hospitalidad irlandesa

Los irlandeses son orgullosos de su tierra, historia y costumbres, pero no solo eso: son muy amables y sociables.  De hecho, se les reconoce por su gran amabilidad entre ellos y hacia los extranjeros, quienes en muchos casos llegan a considerar Irlanda como un segundo hogar. La mayor dificultad que podrías tener al tratar con un irlandés sería hablar su idioma, barrera que vencerás en poco tiempo por las razones ya explicadas, pero del resto te recibirán alegremente, independientemente de tu procedencia. Una manera de socializar con ellos es yendo a los pubs, gracias al ambiente que se respira en estos lugares.

3. Bellos sitios turísticos

Los Acantilados de Moher

Otra de las ventajas de ir en un intercambio a Irlanda es la posibilidad de pasear a muchos sitios bellos e interesantes en tu tiempo libre. Si estás en Dublín, no tendrás que salir de la ciudad para conocer estructuras impresionantes como el Castillo de Dublín y las catedrales Sr. Patrick y Christ Church, pero si quieres ver bellos paisajes podrás ir a cualquiera de los tantístimos parques que hay en la ciudad como el Phoenix Park, St. Stephens Green. Asimismo, podrás ir al río Liffey, tomar tragos en un pub o asistir a los eventos culturales de la ciudad.

Pero Dublín no es el único lugar de Irlanda con atractivos. Por nombrar algunos, también puedes visitar al parque natural Fota, situado en Cork, las Aran Islands, en Galway, los Acandilados de Moher, en la región de Buuren, y el Foynes Flying Boat Museam, con sede en Limerick.

4. La experiencia es inigualable

Dublín y toda Irlanda en general tienen ese “no sé qué” que hace que ciertos lugares sean tan especiales. Quizás se deba a los hermosos paisajes de sus costas, exquisitos whiskys, su tradición celta o el hecho de que este país produjo notares escritores clásicos como Oscar Wilde y James Joyce, pero la experiencia de ir a Irlanda no tiene parangón.

Por otro lado, salir de tu país de origen siempre resultará en una apertura al mundo, a las nuevas experiencias y a nuevos paradigmas. En ese sentido, Irlanda te ofrece otra visión del mundo, que te invita a conocer más de ti mismo. Además, este país es sumamente dinámico, y su capital resulta ser una ciudad muy activa donde constantemente te ves envuelto en alguna actividad. Así que el intercambio te servirá para tener un aprendizaje que irá mucho más allá del idioma. Atrévete a conocer Irlanda y su gente.

5. Incentivos para las empresas que redundan en oportunidades laborales

Irlanda no es amigable solo con la gente sino también con las empresas de todo al darles incentivos. Así, el mercado laboral está en constante expansión, por lo que no ha de extrañarte que además del aprendizaje que adquieras en esta isla, tus relaciones con los irlandeses te llevan a conocer personas que estén interesadas en tu talento o, en caso de que seas un emprendedor, puedas darle vida a tu proyecto comercial.

Estás decidido a hacer un intercambio en Irlanda? Contáctanos para que podamos ayudarte.

Puede que también te guste...