IDIOMAS

Diferencias entre aprender inglés británico, estadounidense y canadiense

¿Quieres ir de intercambio para aprender inglés pero no te decides sobre si hacerlo en el Reino Unido, Estados Unidos o Canadá? Contáctanos para ayudarte o sigue leyendo para obtener más información.

Para nadie es un secreto que el inglés es el idioma internacional por defecto. Esto, entre otras razones, se debe a que ciertos aspectos de su gramática lo hacen de más fácil aprendizaje que otras lenguas; de ahí que suela ser el segundo idioma de las personas nacidas en países cuyas lenguas madres son otras. A mayor abundamiento, según un artículo de la revista Forbes, el inglés sigue siendo considerado “el idioma de los negocios” y no el mandarín, a pesar del gran impulso que ha tenido la economía china durante estos últimos años.

Ahora bien, existen varios países cuyo lenguaje oficial es el inglés, entre los cuales destacan el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, pero surgen estas preguntas: ¿existen diferencias entre las versiones de inglés que se hablan en estos países?, y en caso tal ¿cuál de las mismas se debería escoger a la hora de aprender dicho idioma?

Diferencias entre el inglés americano y canadiense

Banderas de Canadá y Estados Unidos

En cuanto a la primera pregunta, la respuesta es que, en efecto, sí existen tales diferencias. Entre estas tres versiones del inglés las que más se asemejan son la estadounidense y canadiense, pero sí que guardan diferencias. Por nombrar algunas, existen palabras que en el inglés canadiense incluyen la letra “u”, mientras que dicha letra es suprimida para las mismas en su versión estadounidense. Tal es el caso de las palabras  colour (color), neighbour (vecino), flavour (sabor), savour (saborear) y favour (favor), cuyos iguales en el inglés estadounidense o “americano” son color, neighbor, flavor, savor y favor, respectivamente.

También, el inglés canadiense se distingue del estadounidense en cuanto a que hay palabras que conservan la terminación francesa “-re”, lo cual sucede en el caso de las palabras centre (centro) y theatre (teatro), que en el inglés estadounidense se escriben center y theater, respectivamente. Por otro lado, al igual que los británicos, los canadienses se refieren a la letra zeta como zed, mientras que los americanos la distinguen como zee. También, los canadienses usan, entre otros, los galicismos garburator (triturador de basura), serviette (servilleta), mientras que los americanos se refieren a estos como garbage disposal y napkin, respectivamente.

Finalmente, aunque existen más similitudes que diferencias entre el inglés canadiense y el estadounidense, los oídos más entrenados podrán percatarse de ciertas sutilezas en la pronunciación de algunas vocales por las cuales es posible distinguir que una persona es de una zona específica de Canadá (y no de los Estados Unidos), pero lo que definitivamente delata a un canadiense es el uso de la palabra eh (ah) al final de cada pregunta.

El inglés británico, en cambio, sí tiene distinciones importantes en el aspecto fonético con respecto al estadounidense y canadiense. En efecto, los británicos tienen la tendencia a pronunciar cada palabra con claridad prístina, excepción hecha de la letra ere, la cual tienden a omitir.

Diferencias entre el inglés británico y el americano

Referentes del Reino Unido

En cuanto a las diferencias gramaticales del inglés británico y el americano, se puede señalar, entre otras cosas, que en el Reino Unido el verbo tener suele expresarse con la frase have got mientras que en Estados Unidos se hace solamente con la palabra have.  Asimismo, aunque no existen diferencias en cuanto a la conjugación de la mayoría de los verbos en inglés, independientemente de su versión, sí que existe una en cuanto a los verbos get (obtener) y forget (olvidar): En inglés británico los participios pasados de estos verbos son got y forgot, mientras que en el inglés americano se usan respectivamente gotten y forgotten.

Además, el pasado y participio pasado de los verbos regulares suelen formarse utilizando el sufijo “-ed” al final de los mismos. Tal es el caso de los verbos push (empujar), pull (halar) y look (mirar) cuya conjugación en pasado y participio pasado es pushed, pulled y looked, respectivamente. Esta norma aplica tanto para el inglés británico como el americano. No obstante en el inglés británico algunos verbos regulares sus formas en pasado son creadas a partir de la terminación “–t” en vez de usar el “-ed”. Por ejemplo, para los verbos dream (soñar), burn (quemar) y learn (aprender) en pasado se escriben dreamt, burnt, y learnt, respectivamente. Ambas variables son completamente aceptadas en el inglés británico, solo que en esos casos específicos son más comunes usar la terminación “–t”, mientras que en el americano se usa únicamente la terminación “-ed”.

Dónde aprender inglés

En fin, cada una de estas versiones de inglés tiene sus propias notas distintivas, por lo que respondiendo a la segunda pregunta, ello dependerá de los gustos y necesidades del estudiante: si se trata de una persona que tiene por norte emplearse o hacer negocios con empresas estadounidenses, haría bien en aprender la versión de inglés de ese país. Lo mismo aplica para alguien que pretenda vincularse con instituciones canadienses o británicas.

Puede suceder también que alguien se decante por el inglés británico por considerarlo más refinado o que prefiera más bien el canadiense por la posibilidad que existe de aprender francés en Canadá, quizá a precios más económicos que en el Reino Unido. Lo importante de todo esto es, primeramente, saber que las diferencias señaladas existen, pues así se pueden “alinear los patos” en el sentido deseado, pero entender también que, independientemente de la versión de inglés escogida, una vez aprendido dicho idioma será posible emplearlo con otras personas que también lo hablen, a pesar de tales diferencias entre sus versiones.

Puede que también te guste...